Ahora tengo un ingreso y he podido perdonar a mi papá

María Estela es guatemalteca. Hace tiempo estudió en Ixoquí, un centro que busca ayudar a las mujeres del área rural, en su mayoría indígenas, a mejorar sus condiciones de vida, por medio de cursos de capacitación. María Estela cuenta que aprendió mucho en Ixoquí y que ahora tiene un ingreso, con el que ayuda a su familia. Pero además, gracias a Ixoquí, ha podido perdonar a su papá. El testimonio de María Estela y el de otras personas que se formaron en instituciones alentadas por el beato Álvaro del Portillo se recogen en el documental “Trabajar para los demás”.