"El Papa es la voz de los que no tienen voz"

Transcribimos un extracto de la entrevista que Federico Wals realizó para minutouno.com a Juan Pablo Cannata, Director de la Oficina de Comunicación del Opus Dei, con ocasión de la publicación del libro Los valores en el discurso público. El autor interpreta las claves del mensaje del Papa argentino y señala que “ha abierto las puertas a una nueva esperanza”. Destaca también la importancia de los gestos para la comunicación de la Iglesia al servicio del diálogo social.

De Argentina

-¿Esto se podría aplicar al Papa Francisco?

Creo que sí. Francisco ha abierto las puertas a una nueva esperanza, ha tomado el micrófono para ser la voz de los débiles -algo que la Iglesia debería hacer siempre a cualquier costo-, la voz de los que no tienen voz, y eso es lo que la gente del mundo estaba esperando del Papa. Se podría decir que Benedicto ha hablado a la cabeza de la gente -por eso tuvo y sigue teniendo un enorme reconocimiento en ámbitos intelectuales-, y que Francisco habla al corazón de la gente. Conoce ese lenguaje porque es su lengua materna: "me gusta estar con la gente", suele repetir. Esa autenticidad y esa fuerza en la comunicación son frutos de una escucha, escuchar la realidad y escuchar a la gente. Así se puede ser inspirador, interesante, relevante. Así podemos salir de la dicotomía entre una comunicación de valores naif, etérea, por un lado; o una rancia, autoritaria, gris, por otro.

-El Papa Francisco destaca por sus gestos, ¿qué importancia tienen para la comunicación?

Los gestos son fundamentales y el Papa ha demostrado una capacidad muy especial para generarlos. Con el "abrazo de las tres religiones" en el muro de los lamentos podría decirse que casi ha creado un nuevo icono universal de la paz. La importancia de los gestos permite destacar los cuatro elementos del discurso público: el enfoque, que es el marco general del tema; la versión, es decir, contar tu propia historia o mensaje; las acciones, que deben respaldar y expresar tu enfoque y tu versión; y, finalmente, las señales, que son pequeños gestos o mensajes, particularmente relevantes para los medios y la percepción de la opinión pública.

-¿Por ejemplo?

Con el tema económico del Vaticano podría analizarse así: Preocupación social y austeridad (enfoque); "Cómo me gustaría una Iglesia pobre y para los pobres" (versión); una vida entera de austeridad con muchos ejemplos (acciones pasadas) y medidas de austeridad, como reforma de la curia y alojamiento en Santa Marta (acciones presentes); zapatos negros, ir a pagar la cuenta del hotel, viajar en el mismo micro que los cardenales (señales). La coherencia de estos elementos, expresados con autenticidad, ha producido un gran impacto en la gente, que ha descubierto una nueva esperanza.

Ver la entrevista completa aquí

Más información:

La autenticidad del Papa Francisco nos ha cautivado