¿Cómo podemos los jóvenes amar más al Papa cada día?

El Prelado del Opus Dei mantuvo varios encuentros con jóvenes que participaban en la JMJ de Río de Janeiro. Una chica de Trinidad y Tobago le pidió un consejo para amar más al Santo Padre.

Del Prelado

Pregunta

Padre, la elección del Papa trajo una gran alegría a todo el mundo y nos animó a continuar apoyando al Vicario de Cristo en la tierra, pero a veces la distancia física nos hace sentir que estamos un poco lejos del Papa. ¿Cómo podemos los jóvenes luchar para amar más al Papa cada día?

Respuesta de Mons. Javier Echevarría

No estáis lejos... Trinidad: ¡qué sitio más estupendo! Trinidad no está lejos, como no está lejos Chile, Argentina, Brasil, como no está lejos nadie de América ni tampoco de Asia.

Todos somos Iglesia. Todos estamos con Jesucristo. No sería justo ese Dios nuestro si hubiese dicho: "Los que están lejos de Roma físicamente no son tan Iglesia". ¡No! Si precisamente Él vino a decir "Id por todo el mundo" porque le interesaba todo el mundo y todas las almas. ¡Estáis en el centro de la vida de Cristo!, ¡estáis en el centro de la vida de la Iglesia! Y, desde aquí, podéis ayudar a que todo el Cuerpo de la Iglesia -porque sois Iglesia-, sea fecundo.

No estéis lejos, al contrario, muchas veces la lejanía física ayuda a querer más, ayuda a pensar más en la persona que se quiere. Lo mismo pasa con la Iglesia, con el Papa, con la Obra, con los demás católicos. La lejanía física no es una excusa. Al contrario, es pensar como hacía san Josemaría, que nos decía muchas veces: "Desde este rincón de Roma sé que puedo ayudar, si soy fiel, a mis hijas y a mis hijos y a las personas, hombres y mujeres, de todos los lugares".

Podéis llegaros a todo el mundo y, sobre todo, podéis llegaros a ayudar al Papa y ayudar a que hagamos la Iglesia en todos los continentes.