Vos también podés cambiar el mundo

Desde hace 27 años, con la participación de más de 2.000 estudiantes y bajo el lema “Viví la experiencia de trabajar por un mundo mejor”, Universitarios para el Desarrollo y el Club Montes Grandes impulsan viajes de promoción social durante el verano, a comunidades carenciadas de Argentina. Estas son las historias de Pilar y Ezequiel, jóvenes que no quieren conformarse con la realidad y ponen manos a la obra para mejorarla.

De Argentina

A primera vista Pilar Giudice, o Pili como todos la llaman, parece una estudiante común: vive en la ciudad de Buenos Aires y estudia Derecho en la UBA. Pero Pili no es tan corriente. Es voluntaria y hace cuatro años decidió probar un verano diferente. “Fui tres años seguidos al campamento en Salta. Cada año me subía al colectivo con el mismo pensamiento: "¿Qué hago yéndome a un campamento de trabajo social en mis vacaciones?" Pero la verdad es que a la vuelta volvía feliz y al año siguiente estaba nuevamente arriba del colectivo. ¿Por qué volví dos veces más? Porque cada año que fui me di cuenta de que mi trabajo allí valía y volvía con algo más, volvía con el agradecimiento de la gente grabado en mi corazón.”

Con el objetivo de pasar de las buenas intenciones a las realizaciones, desde hace 27 años durante los meses de enero y febrero, estudiantes de distintos puntos del país, junto con profesores y profesionales de más de 40 universidades y centros educativos, organizan viajes de solidaridad y promoción social a distintos lugares de bajos recursos. Estos campamentos de trabajo social son promovidos por el Club Montes Grandes y por Universitarios para el Desarrollo , y son un punto de encuentro para muchos jóvenes en los que se combinan de forma atractiva descanso, aprendizaje y solidaridad, estimulando la responsabilidad social de los estudiantes. Estas actividades proporcionan una formación humana y espiritual que está inspirada en valores cristianos y ha sido confiada a la Prelatura del Opus Dei .

Ezequiel (remera roja) en El Bolsón

El Bolsón es una ciudad del sur del país, de gran belleza natural pero con grandes necesidades. Allí, los jóvenes voluntarios se ponen al servicio de los más necesitados.  “Yo soy voluntario”, comenta Ezequiel Lamónica, estudiante de Ciencias de la Computación de la UBA, “hace un par de años que estoy haciendo el viaje a El Bolsón. Al principio fui con dudas sobre como lo pasaría allá: me interesaba el aspecto solidario, pero iba a invertir los pocos días que tenía de vacaciones en seguir trabajando. Fui con algunos compañeros de la facultad y otros del trabajo y lo pasamos a lo grande. Las tareas eran cansadoras, pero el buen ambiente que había lo compensaba. Disfrutábamos mucho cada día!”.

Este verano de 2012 los voluntarios partirán hacia localidades como el Bolsón, en Río Negro, y por primera vez iniciarán el viaje hacia la provincia de Mendoza. También será el último verano en El Bordo, en la provincia de Salta, luego de más de 10 años de trabajo en esta localidad.

Foto Grupal en El Bordo

“Al llegar a Salta te enfrentás con realidades totalmente distintas a tu vida”, Comenta Pili, “ves gente que lleva una vida muy dura y que a pesar de todo eso te dice que es feliz. La primera vez que fui como voluntaria me preguntaba: ¿cómo se puede ser feliz en esa situación? Pero pasaban los días y me daba cuenta de que la felicidad no pasa por cuántas cosas uno tiene. Cuando te das por entero a los demás sos feliz porque dejás de pensar en vos mismo para pensar en ayudar al otro.”

Las tareas solidarias poseen un valor agregado: están orientadas al desarrollo de las personas del lugar, generando medios de capacitación que posibilitan más trabajo y contribuyen al crecimiento de cada uno. Además, los estudiantes dan charlas sobre una variedad de temas, lo que les permite poner sus propios conocimientos profesionales al servicio de los demás. Las madres reciben charlas sobre familia, nutrición e higiene; a los adolescentes se les habla de la afectividad, del alcoholismo y la drogadicción y  también se organizan festivales de juegos para los más chicos.

Grupo de pintura en El Bolsón 2011

Convencido de que los viajes solidarios durante las vacaciones le ayudaron a ponerse en el lugar del otro y a ser más sensible frente a los problemas de los demás, Ezequiel se propuso llevar adelante la propuesta a sus amigos y a gente que pudiera ayudar con toda la organización, “por eso este año realicé una colecta de juguetes para navidad desde mi cuenta de Twitter. Creo que es sumamente necesario difundir lo que estamos haciendo. Ojalá este año muchos se hayan calzado la mochila decididos a probar.”

Fechas de los viajes solidarios 2012:

Mendoza : del 21 al 29 de enero.

Para más información escribir a Alejandra Juliarena

Salta, El Bordo : Primera semana de febrero.

Para más información escribir a Clara Fontán

Río Negro, El Bolsón : Partieron el 3 de enero.

Pero para más información ingresá a Universitarios para el Desarrollo