Visita del Prelado a Sudáfrica

Johannesburgo y Pretoria fueron las dos ciudades en las que el Prelado del Opus Dei se ha encontrado con personas que participan en las actividades de formación cristiana que ofrece la Obra en Sudáfrica. Ofrecemos un resumen del viaje y fotografías.

Del Prelado

La labor apostólica estable en el país inició en 1998. Actualmente, hay centros del Opus Dei en Johannesburgo y Pretoria. Además, la parroquia Mater Dolorosa, de la diócesis de Johannesburgo, está confiada a sacerdotes de la Prelatura.

El Prelado mantuvo un encuentro con personas del Opus Dei y amigos en el Sandton Convention Centre, una sala de actos en la capital sudafricana. En esa reunión familiar, el Prelado pidió oraciones por el Papa, por los obispos y por todos los sacerdotes. 

Algunos de los presentes pudieron hacer preguntas. Por ejemplo, Charles, un padre de familia joven con tres hijos, preguntó cómo combatir el materialismo y la búsqueda del confort por encima de otras cosas.

“Pobreza –dijo Mons. Echevarría- no quiere decir no tener, sino vivir desprendido de las cosas que poseemos. Estar dispuesto a renunciar a ellas. En esta virtud, los pontífices más recientes, desde Pío XII hasta el Papa Francisco, han sido un ejemplo”.

Por su parte, Lebo, médico y conversa al catolicismo, quiso saber cómo se puede conjugar una vida en la que el trabajo ocupa gran parte del día con una vida cristiana activa.

El Prelado señaló que “aunque estemos cansados o hayamos pasado por un mal día, debemos buscar tiempos de oración, ya que Jesús quiere que le hablemos de nuestro trabajo, de nuestras preocupaciones… en definitiva, de nuestras vidas”.

Otros temas que se abordaron fueron la confesión y el rezo del Santo Rosario. El Prelado finalizó el encuentro animando a todos a cuidar del prójimo, rezando, atendiendo y preocupándose realmente de los demás.

Además charló con el Obispo de la capital, Mons. Buti Joseph Tlhagale, O.M.I.; también realizó una romería mariana a la Parroquia Mater Dolorosa, consagró un altar en un centro de la Obra en Pretoria y mantuvo diversos encuentros con familias, estudiantes universitarios, profesionales y sacerdotes de las diócesis cercanas.