Un argentino con fama de santidad

Un 13 de septiembre de 1902 nacía, en Buenos Aires, Isidoro Zorzano. Cuando tenía 3 años toda la familia se trasladó a España. Allí conoció a San Josemaría y pidió la admisión al Opus Dei. Murió con fama de santidad el 15 de julio de 1943.

De Argentina

Desde la juventud se distinguió por su laboriosidad y por su seriedad ante cualquier compromiso. En el Instituto de Logroño tuvo como compañero de estudios al que sería fundador del Opus Dei, san Josemaría Escrivá, hecho que se revelaría decisivo en la vida de Isidoro.

El 24 de agosto de 1930, pidió la admisión al Opus Dei. Fue uno de sus primeros miembros, y dio siempre ejemplo de fidelidad indiscutida a esa llamada de Dios en medio del mundo.

De 1936 a 1939, durante la persecución religiosa desencadenada en España y la sucesiva guerra civil, dio prueba de una valentía heroica: como ciudadano argentino, gozaba de cierta libertad de movimiento -aunque corría peligro, pues era conocido como católico-, y pudo ayudar material y espiritualmente a muchas personas, entre ellas a los miembros del Opus Dei que se encontraban aislados en la capital o encerrados en las cárceles.

Uno de los jóvenes que frecuentaba el trato con San Josemaría y ayudaba con la labor apostólica, Ángel Santos Ruiz, fue arrestado en julio de 1937. Primero estuvo en la cárcel de Atocha, luego en la de Alcalá de Henares y por último en la de Porlier, donde le visitaba Isidoro Zorzano. Ángel recuerda que llevaba un brazalete de la Embajada argentina para moverse por Madrid y que Isidoro era la bondad personificada y que, cuando le dejaron libre, iba a su casa a visitarle para que él y su familia pudieran recibir la Comunión.

A principios de los años cuarenta, aparecieron los primeros síntomas de la terrible enfermedad que en poco tiempo le llevaría a la muerte: linfogranulomatosis maligna. Su unión con el Señor creció, de día en día, durante su prolongada agonía. Médicos, enfermeras, religiosas que le curaban quedaron asombrados al ver con qué alegría espiritual recibía los agudísimos dolores. Murió el 15 de julio de 1943, después de haber recibido la unción de enfermos de manos de San Josemaría.

Más datos biográficos

Su historia resumida en 30 minutos de video, donde se pueden escuchar fragmentos de cartas y conversaciones con San Josemaría y otros, para conocerlo un poco más de cerca. Video: Isidoro Zorzano. El sentido de una vida Relatos de favores recibidos

Testimonio: Devoción a Isidoro en los ferrocarriles de Polonia Oración para pedir su interseción 

Dios Todopoderoso, que llenaste a tu Siervo Isidoro de abundantes tesoros de gracia en el ejercicio de sus deberes profesionales en medio del mundo: haz que yo sepa también santificar mi trabajo ordinario y llevar la luz de Cristo a mis amigos y compañeros; dígnate glorificar a tu Siervo y concédeme por su intercesión el favor que te pido... (pídase). Así sea. 

Padrenuestro, Avemaría, Gloria.

De conformidad con los decretos del Papa Urbano VIII, declaramos que en nada se pretende prevenir el juicio de la Autoridad eclesiástica, y que esta oración no tiene finalidad alguna de culto público.