SAN JOSEMARÍA Y LA PROMOCIÓN HUMANA

Es el tema que se expondrá el miércoles 23 de Noviembre en el auditorio del Centro Universitario de Estudios (CUDES). Se trata de una jornada con varios panelistas involucrados en tareas de promoción de la persona.

De Argentina

“San Josemaría Escrivá, un humanista del siglo XX” será la principal exposición en el auditorio del Centro Universitario de Estudios (CUDES), Vicente López 1950, Bs. As., el miércoles 23 de noviembre a las 18,30 horas. Estará a cargo de Juan José García, profesor de la Universidad de Montevideo, quien conoció personalmente al fundador del Opus Dei. También disertarán Juan Martín Biedma (Director de la Escuela Argentina Modelo), Fernando Fragueiro (Vicerrector de la Universidad Austral), María del Carmen Grimaux (presidente del CEDIES), Cristina Olivieri (Directora del Instituto de la Educación Argentino) y Santiago de la Barrera (ex Director del Instituto Madero). La coordinación estará a cargo del periodista Jorge Rouillon.

Bajo su impulso

“El Opus Dei nació entre los pobres (...) en los hospitales y en los barrios más miserables: a los pobres, a los niños y a los enfermos seguimos atendiéndolos. Es una tradición que no se interrumpirá nunca en la Obra”. Bajo el impulso de las palabras de San Josemaría Escrivá en todo el mundo se han desarrollado numerosos Centros Médicos y Asistenciales, Institutos Técnicos de Capacitación y Escuelas de Formación Rural.

En Argentina, el Instituto Madero -centro de formación técnica del Gran Buenos Aires- se constituyó con el asesoramiento profesional del Centro Elis de Roma. El papa Juan XXIII había confiado al Opus Dei el encargo de poner en práctica una labor social en un barrio obrero de Roma. Paulo VI inauguró personalmente el Centro Elis en 1965, con la presencia de San Josemaría Escrivá.

También son conocidos los Centros de Formación Rural al igual que otras labores similares en países de América Latina y Africa. San Josemaría conocía muy bien las necesidades de los hombres del campo por haber vivido algunos meses en Perdiguera, un pueblo del norte de España, su primer destino como joven sacerdote. “Hay que elevar el nivel de vida de esa gente pobre”, decía el santo mientras impulsaba numerosas iniciativas para dotar de herramientas culturales que permitieran sacar de la pobreza física y espiritual a tantas personas necesitadas de ayuda.

En nuestro país diversas ONG, cuyos miembros -siguiendo las enseñanzas de San Josemaría Escrivá–, dedican su tiempo voluntariamente a mejorar las condiciones de vida de los más necesitados. “Un hombre o una sociedad que no reaccione ante las tribulaciones o las injusticias, y que no se esfuerce por aliviarlas, no son un hombre o una sociedad a la medida del amor del Corazón de Cristo”, señalaba el santo.

Contactos de Prensa:

Roberto Flores 4855-4647