Ilusión profesional, también los lunes…

Carmen, Loreto, Ángel, Nicole, Federico, Isabel, Ana, Paco, Fernando y otro José protagonizan estas diez historias de trabajo con ilusión. Sus relatos sencillos reflejan el espíritu que Dios hizo ver a san Josemaría el 2 de octubre de 1928 encarnado en diferentes ambientes profesionales.

Del Opus Dei

Especial aniversario de la fundación del Opus Dei 2 de octubre 1928: una misericordia de Dios

*****

Así arrancan las primeras palabras de Camino: "Que tu vida no sea una vida estéril. —Sé útil. —Deja poso. —Ilumina, con la luminaria de tu fe y de tu amor".

El 2 de octubre de 1928 Dios le hizo ver a san Josemaría el Opus Dei, una institución de la Iglesia Católica que recuerda la enseñanza de los primeros cristianos: que todos los hombres están llamados a ser santos, y que, para muchos, el camino ordinario de su santificación es el trabajo.

La ilusión profesional es un ingrediente destacado de esa iluminaria de fe y de amor que el fundador del Opus Dei aconseja para contribuir a encender el mundo con el ejemplo de los buenos cristianos.

Las siguientes historias publicadas en los últimos años en www.opusdei.es ilustran que la ilusión profesional es transformadora. Cambia, incluso, la manera de enfrentarse a cada lunes…

Medicina

1. Una ventana para airear el dolor

Ángel es especialista en Oncología Médica y su consulta es un libro de experiencias intensas al final de la vida. Con ciencia y con conciencia médica trata de aliviar el sufrimiento de sus pacientes. (Reportaje sobre el trabajo de Ángel)

Ángel es especialista en Oncología Médica. ¿Se puede ir a trabajar con ilusión cuando se está rodeado de pacientes al final de la vida? Sí. Porque hay ganas de ofrecer la mejor Medicina posible y mucha esperanza.

Música

2. Cada detalle cuenta

La vida de Nicole Picazo ha estado llena de música. Ahora, como estudiante de producción musical, ve que el arte de los sonidos también la acerca a Dios y a la vida eterna.

En el barrio

3. La mejor universidad del mundo: mi peluquería

Dicen que la calle es la mejor universidad. Para Federico, ya jubilado, lo ha sido su peluquería. Señores que llegan, se sientan, y hablan mientras le arreglan el cabello. Era su trabajo, su manera de ganarse la vida. Pero también fue una cátedra privilegiada para conocer a las personas, meterse en su piel, escuchar, aprender y ayudar. Sin cortarse un pelo. (Historia completa de Federico)

Voluntariado social

4. Cuando la fragilidad baila

Desde 1964 Isabel Albors es profesora de ballet en Santa Cecilia, su propia escuela, pero a mediados de los noventa descubrió el que ha sido el mejor proyecto de su carrera, cuando algunos niños con necesidades especiales empezaron a ser sus alumnos. (Vídeo e historia completa de Isabel)

Educación

5. “Tengo el trabajo más maravilloso del mundo: enseñar a vivir”

El teléfono móvil de Carmen suena con frecuencia. Descuelga con una sonrisa desplegada en el rostro, un gesto habitual en ella. Es maestra en Andalucía y lleva toda una vida dedicándose a la formación de alumnos y alumnas entre 6 y 14 años en la enseñanza pública. (Reportaje sobre el trabajo de Carmen)

Deporte

6. ¡Shaka y buena ola, surferos!

Ana, profesora de Educación Física en un colegio público de Jerez y atleta desde niña, descubrió su vocación al Opus Dei a través del deporte. Ha aprendido que en la vida también hay que luchar con deportividad por alcanzar una meta, el Cielo.

Servicio público

7. 35 años repartiendo cartas

Paco Florido es, desde los 18 años, cartero en Las Palmas de Gran Canaria. Casi cuatro décadas más tarde continúa repartiendo cartas en el mismo barrio.

8. Un defensor de los ciudadanos

Mi nombre es José García Velázquez, pero en Segovia muchas personas me conocen como Pepe o como doctor Velázquez, porque soy Pediatra. En 2008 cambió mi vida cuando me propusieron ser "Defensor del Ciudadano". (Historia de José)

Arquitectura

9. “Tengo el mejor manager del mundo”

Lo pequeño y lo grande. Cualquier trabajo creativo se desenvuelve entre el detalle, lo cotidiano, lo prosaico; y la plenitud, la perfección, lo sublime. Lo uno requiere tesón y esfuerzo; lo otro, alimentar el alma, cultivar cada cual su mundo interior para que sea capaz de generar algo nuevo. En esa tensión sutil se mueve Loreto Spá, una arquitecta que se define a sí misma también como empresaria. (Reportaje sobre Loreto)

Entorno rural

10. Tractorista, ordeñador, agricultor…

Fernando Casao tiene 75 años y durante su vida ha ejercido de montador de canastas, tractorista, ordeñador de vacas, recolector de remolacha, repartidor de sacos de harina, cartero, agricultor… (Reportaje sobre Fernando)

Fernando ha sido montador de canastas, tractorista, ordeñador de vacas, recolector de remolacha, repartidor. Sabe de trabajo. Y del plus de la ilusión.

A fondo

Trabajar a conciencia

A quien desea ser santo, no le basta trabajar: debe trabajar bien, empeñándose, aceptando los fracasos, y aprendiendo a vivir las virtudes -como la paciencia o la caridad- en su ocupación diaria.

El significado del trabajo en la investigación sociológica actual y el espíritu del Opus Dei

Estudio de Pier Paolo Donati, de la Facultad de Sociología de la Universidad de Bolonia, publicado en "Romana", nº 22 (1996).

• Homilía del fundador del Opus Dei: Trabajo de Dios.