Estampa de San Josemaría en braille desde Argentina

Por iniciativa de un argentino, la estampa del Santo está disponible en sistema braille. En el mundo hay aproximadamente 180 millones de personas no videntes.

De Argentina

Muchos argentinos y personas de todo el mundo recurren frecuentemente a la intercesión de San Josemaría Escrivá para pedir a Dios por su necesidades cotidianas y, no pocas veces, para que los ayude en asuntos importantes. San Josemaría dijo cuando estuvo en Argentina: “El Opus Dei es una catequesis que está extendiéndose por el mundo. Con afirmaciones positivas, afectuosas. Palabras de comprensión; nada de discusiones ni de luchas. No combatimos a nadie, amamos a todos”.

Por iniciativa de un argentino, la estampa de San Josemaría Escrivá está disponible en braille desde el año pasado. Hernán González Calderón cuenta cómo nació esta idea: “Viajaba un día en colectivo y, en una parada, subió una persona no vidente. Le entregué una estampa de San Josemaría sin saber cómo podría rezarla. Cuando pasó sus dedos por la imagen del santo comprendí que el braille sería la solución. Después averigüé y me dirigí a la Biblioteca de Ciegos”.

Para Hernán basta con que una sola persona no vidente conozca a San Josemaría para justificar el esfuerzo realizado por sus familiares y amigos. Su ilusión es que el santo llegue a todas partes del mundo y que la pérdida o carencia de la vista no sean un obstáculo.

Por la originalidad del emprendimiento, parte de su deseo ya se concretó: las estampas en braille se han distribuido por países de los cinco continentes, incluso en varios en que el español no es la lengua del lugar. Las últimas fueron enviadas hace unos pocos meses a Israel y a Rusia. Mientras tanto, en países como Polonia y Brasil han demostrado interés por imitar la iniciativa.

El sistema Braille es un código de escritura en relieve, basado en la combinación de puntos distribuidos en dos columnas. Conforme a qué puntos se les aplique relieve y a cuáles no, se obtiene como resultado los distintos caracteres numéricos y/o alfabéticos.

Según la Unión Latinoamericana de Ciegos se estima que viven cuatro millones de personas ciegas y de baja visión en América latina; y según la Unión Mundial de Ciegos, en el mundo habría casi 180 millones.

Entusiasmado con la iniciativa, Hernán comenzó las gestiones para que el libro Camino, la publicación más difundida de San Josemaría ( www.escrivaobras.org ), esté disponible en el catálogo de libros en mp3 de “Tiflolibros”, la primera biblioteca virtual para personas no videntes.